Crónica : Valencia C.F2-2 Rayo Vallecano, el efecto Neville se esfuma

Las dinámicas de ambos equipos eran similares, aunque los objetivos marcados eran bien distintos. Uno el descenso y otro los puestos europeos. Querían la victoria para despejar las malas sensaciones y obtener los tres puntos, sin embargo no fue así y hubo reparto de puntos. Aunque fue mejor el equipo visitante, los hombres de Neville no se rindieron , con mucha fortuna empataron las tablas.
Era el momento ante el segundo por la cola de demostrar que lo de Anoeta era un espejismo y estaba ya desechado , de dar un paso adelante con autoridad para conseguir la primera victoria de Gary Neville en el campeonato doméstico . Pero las sensaciones fueron más bien preocupantes. Cero tiros a portería por parte del Valencia C.F es el resumen de los primeros cuarenta y cinco minutos. El ritmo lo marcaba  el Rayo Vallecano, que acabó una tormenta de pitos, para el local. Haciendo correr al combinado valencianista detrás del balón, sin sentido. Miku avisó a los cuatro minutos de las intenciones del Rayo. Su disparo al larguero llegó sin que el Valencia se hubiese aún dado cuenta de que el partido había comenzado. El gol era sólo cuestión de minutos, con criterio y personalidad de que el gol  rallista subiera en el marcador. Ni tan siquiera el gol de Jozabed a los 15 minutos provocó la reacción del equipo. El Rayo seguía sólido en su planteamiento y el Valencia no daba tres pases seguidos. El primer disparo  llegó en el 39 por obra de Rodrigo, ni tan siquiera alcanzó portería.
En el segundo tiempo el guión no cambiaría mucho y los hombres de Paco Jémez fueron superiores. Pero el fútbol tiene  momentos, que pueden cambiar un partido.  En el  minuto 54 fue de esos, que pueden modificar el partido. Porque de un posible 0-2 en un triple ocasión que apareció la figura de  Mat Ryan, tras disparos de Trashorras, Miku y Pablo Hernández se pasó en la siguiente acción a un 1-1 que se sacó Álvaro Negredo de la nada. Nadie en Mestalla veía que había un gol donde él lo hizo. Un pelotazo largo que peleó con Ze Castro y Quini lo transformó Negredo en cuanto el balón pisó suelo en un disparo envenenado desde el círculo central, aprovechando que el arquero estaba un par de metros adelantado. Golazo. En mitad de la reacción, el Rayo acertó a balón parado, uno de los dramas del equipo en esta campaña. Diego Llorente remató sólo, sin que nadie asumiera su marca.Sólo quedaba apelar al orgullo y coraje, para al menos enmascarar el mal partido.  Gary Neville, movió el banquillo en busca de una reacción a puro corazón. Álcacer esta en estado de gracia y el Valencia vive de sus goles, no iba a tardar en demostrarlo. El colegiado, le negó el empate a Paco por un fuera de juego que no existió. Acto seguido, la aparición en banda de Bakkali y la conexión con Alcácer evitaron el desastre.Aunque no dejó de serlo con el resultado final.
El empate provocó la furia en la  grada, bajo un mascletà de pitos se despedían los jugadores de Mestalla. Preocupa la imagen dada por el equipo, las sensaciones y en la dinámica en la cual se encuentra el Valencia C.F. Muchos jugadores  no han aparecido y ni están teniendo el rendimiento de la pasada temporada. Tampoco se muestra una actitud por salir a dominar los partidos desde el principio. Gary Neville y el nuevo director deportivo, Jesús García Pitarch tienen, mucha faena por delante si es que quieren cambiar el rumbo de este navío. Que esta navegando por unas aguas peligrosas y en cualquier momento puede acabarse de hundirse.
Ficha técnica:  
2 – Valencia: Ryan, Barragán (Bakkali, m.82), Mustafi, Santos, Cancelo, Parejo, André Santos, Danilo, Santi Mina (Piatti, m.61), Rodrigo Moreno y Negredo (Paco Alcácer, m.65).
2 – Rayo Vallecano: Juan Carlos, Quini, Ze Castro, Tito, Nacho, Llorente, Trashorras, Jozabed (Baena, m.85), Embarba (Lass, m.34), Pablo Hernández y Miku (Manucho, m.69).
Goles: 0-1, m.15: Jozabed. 1-1, m.55: Negredo. 1-2, m.69: Llorente. 2-2, m.88: Alcácer.
Árbitro: Prieto Iglesias (colegio navarro). Amonestó por el Valencia a Paco Alcácer y por el Rayo Vallecano a Llorente, Quini y Lass.
Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 35.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Mas “Cabillo”, jugador del Valencia entre 1951 y 1953.

Comentarios