Victoria de coraje ante el Real Madrid.

Los hombres de Txus Vidorreta volvieron a mostrar una versión competitiva que junto con el apoyo del público , les permito ganar el duelo ante el equipo de capital. El resultado final fue de 96-88.











El equipo taronja disputaba el primero de sus dos enfrentamientos de esta semana contra el Real Madrid recibiendo al equipo blanco en la fonteta, en este caso el duelo de la euroliga .Al equipo taronja solo le quedaba mostrar coraje y prestigio ante las imposibilidades de llegar a los play offs de la competición europea. El equipo de Txus Vidorreta no podía contar con Fernando San Emeterio que estaba siendo de los hombres más destacados a ello se le sumaba la ausencia de última hora de Latavious Williams, lejos aún del nivel que se espera de él. Por fortuna recuperaba a Van Rossom , después de su lesión volvía con el equipo.

Empezaba con el primer triple de Dubjlevic en modo estelar, junto al resto de compañeros que se les veía motivados en los minutos iniciales del partido. El equipo tenía ganas de olvidar la mala imagen ofrecida ante el Estrella Roja. La fortuna de cara a canasta les permitía ponerse por delante en los primeros compases del partido, aunque el conjunto de la capital también apretaba con un Walter Tavares marcando las diferencias. El buen trabajo en defensa de los hombres de Txus Vidorreta permitió generar situaciones de peligro junto al acierto en los tiros exteriores.

Tampoco pudo empezar mejor el segundo cuarto con el triple del canadiense Doonerkamp y acto seguido un tapón. Dos destellos de Anthony Randolph metían al conjunto visitante en el partido, ante este vendaval el Valencia Basket supo responder de forma inmediata. La fonteta estallaba ante una buena combinación entre Van Rossom y Doonerkamp que acabaría con un canasta de Tibor Pleiss. El equipo se relajó y ello permitió recortar distancias al conjunto visitante recortando cuatro puntos. Se llegaba al ecuador del partido con el resultado 46-40.

Empezaba el Valencia Basket con ganas de ser el denominador, tras el paso por vestuarios. Rafa Martínez desataba los aplausos con una canasta que le permitió ponerse trece puntos arriba en el marcador. El equipo volvía a mostrar su mejor versión. El ambiente se caldeaba con las decisiones del conjunto arbitral contra en Valencia Basket. Con diez puntos de diferencia se llegaba al último cuarto del partido (70-60).

El equipo Pablo Laso apretaba en el último cuarto para igualar el marcador, donde se notaba el nerviosísimo y el telón de aquiles de este equipo que siempre ha sido el último cuarto. Jeffery Taylor vio la tercera falta persona, este acabo desquiciado y acto seguido el conjunto taronja hacía muestra de una excelente defensa que junto a la presión sonora de la fonteta mantuvieron con vida al equipo taronja. Con el pitido final estalló la alegría y el resultado 96-88.

Victoria de coraje y orgullo que sirve encarar con más fuerza el próximo jueves ante el milano, para evitar ser el colista de la competición europea. Ese el objetivo que queda en estos tres últimos partidos de la competición europea.



Comentarios